martes, 23 de agosto de 2016

miércoles, 3 de agosto de 2016

ESTADO CIVIL: CACTUS CON TOQUE SENTIMENTALOIDE

Lo admito. Sí. Soy algo cactus pero porque no me ha quedado otra. Cuando la vida te trata regular tirando a mal no queda más remedio que poner empeño, actuar y defenderse si hace falta. Cada uno lo hace como puede, unos enseñan los dientes, otros levantan un muro indestructible y otros como yo sacamos un conjunto de espinas. Una capa perfecta de espinas que nos protege con una fina línea pero que también deja ver algo de nosotros, siempre manteniendo cierta distancia aunque cuando quienes nos rodean lo merecen y saben ver, solemos obsequiar con unos detalles hermosos, igual que hace un auténtico cactus con sus flores.